El estado de ánimo, la concentración o la creatividad son unos factores muy importantes para que vuestro aprendiz se encuentre cómodo, feliz y activo. La ciencia está de acuerdo en que los colores ejercen un poder sobre el estado de ánimo de los aprendices influyendo en el aumento o disminución de la concentración, la agresividad, la conciliación del sueño o la estimulación de memoria.

La colorterapia o psicología del color es un método que puedes utilizar en tu clínica para fomentar la concentración, la calma y mejorar el estado de ánimo de tu aprendiz. Para ello, hemos creado el slogan “Sin color no hay concentración”. ¿Te apuntas a saber que colores utilizar en tu clínica para crear un buen clima en tu clínica?

  • EL BLANCO: es el mejor aliado de la creatividad infantil, según una interiorista española, Susana Cots, el color blanco es el mejor color para decorar la habitación de los aprendices ya que transmite calma, pureza y orden visual, por tanto, incentiva la creatividad.

  • EL ROJO: se trata de un color vivo que aporta energía y vitalidad, pero también puede provocar algo de excitación. Por ello, es más recomendable para aprendices más tímidos o retraídos y debe de evitarse en el caso de aprendices muy activos, ya que puede provocarles excitación que desemboque en rabietas y falta de concentración.

  • EL AMARILLO: se trata de un color vinculado con el estímulo intelectual, al ser también un color muy llamativo y cálido, es vital al mismo tiempo que estimula la concentración de los aprendices. También es muy útil para personas que puedan presentar un estado de ánimo con baja energía o tristeza ya que transmite mucho optimismo.

  • EL AZUL: es un color relajante que transmite serenidad y paz debido a su vinculación con el mar. Es muy aconsejable para aprendices que tienen problemas para dormir debido a que benefician el sueño. Es un color muy recomendable para niños muy activos, aunque no lo es para personas muy tranquilas, ya que les puede producir somnolencia.

  • EL VERDE: Según algunos psicólogos, el color verde consigue el equilibro. Se trata de un color excelente para transmitir armonía y calma al sistema nervioso, e incluso los efectos que provoca el color facilitan los recursos cognitivos y puede ayudar a mejorar la capacidad lectora, tanto en velocidad como en comprensión. Es un color ideal para aprendices nerviosos o con problemas para manejar sus emociones ya que los ayuda a estabilizarse, pero si usas el color verde con exceso puedes incitar a la pereza.

  • EL NARANJA: este color ayuda a la estimulación de la comunicación, por eso es perfecto para aprendices a los que les cuesta más hacer amigos y algunos psicólogos aseguran que también es bueno para aprendices con poco apetito. Se trata de una perfecta combinación entre los beneficios de los otros colores cálidos como el rojo y el amarillo.

  • EL MORADO: este color frio combina la tranquilidad del azul y la energía del rojo. Se trata de un color bastante equilibrado y muy ligado a potenciar la intuición.

Para crear un ambiente equilibrado y armonioso para que tu aprendiz consiga adquirir todos los conocimientos para poder corregir el problema en sus pies, hay que mezclar algunos de estos  colores a través de formas divertidas, que le servirá para que su visita a la clínica sea más llevadera. Para más información te aconsejamos el libro de La psicología del color: cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón.

“CAMINA HACIA EL COLOR, ESTE PUEDE ENSEÑARTE LO MARAVILLOSA QUE PUEDE LLEGAR A SER LA VIDA”

Y hasta aquí el post de hoy, desde Método Piecito queremos animarte a llenar de color tu vida y tu forma de caminar. Si tenéis alguna pregunta o queréis introduciros algo más en este tema podéis mandarnos un correo info@metodopiecito.com que nos encantará saber tu opinión.