¡Puede ser Genu Valgo si tienen las rodillas en X!

Como hablamos en el último post, junto a Elena Antón, CEO de Método Piecito, los patrones angulares de rodillas nos ayudan a identificar alteraciones fisiológicas o patológicas en los niños. Entre todos tipos que explicamos, podemos encontrarnos con Genu Valgo, o las conocidas como ‘’rodillas en X’’

Este tipo de patrón es fisiológico y se da entre los 3 y los 7 años. A partir de entonces, habría que buscar algún tipo de tratamiento más específico. De forma visual, podemos identificarlo ya que se aprecia un acercamiento de las rodillas y separación en los tobillos.

La clave para la prevención y mejora de esta alteración, a nivel general, es potenciar y reforzar la musculatura. De esta forma, conseguiremos un mejor soporte de la estructura ósea, facilitando así la correcta reeducación de los patrones erróneos.

infografía_GENUVALGO
infografía_GENUVALGO

¿Por qué sucede esto?

  • Contracturas musculares
  • Secuelas de artritis
  • Fracturas
  • Lesiones paralíticas
  • Hiperlaxitud
  • Peso o altura

Consecuencias

Sobrecarga de los meniscos internos y ligamentos de las rodillas. Si la tendencia suele ir encaminada a acercar las rodillas, además de pisar con la cara interna del pie, la sobrecarga de la cara interna de nuestras piernas será inevitable. Es por ello que tener toda la musculatura interna bien preparada es fundamental.

Alteraciones asociadas a los pies, como pie plano o pie valgo. Muchas veces, sobretodo en la situación que atraviesa la nutrición entre los más pequeños, el sobrepeso puede ser uno de los causantes de este tipo de alteraciones.

Fatiga temprana. Los niños no refieren dolor, sino fatiga o más cansancio. Es una reacción irremediable. Si un niño camina de una forma poco eficiente, debido a la desviación propia de Genu Valgo, el consumo energético será mayor.

Tratamientos

Fortalecer abductores: Como decíamos anteriormente, Genu Valgo hace que las rodillas caigan hacia la parte interna de la pierna, provocando un mayor descaste en músculos, ligamentos, etc. Por ello, fortalecer todos los músculos que van a sufrir un mayor desgaste será clave en la prevención, además de ayudar en el proceso de reeducación de la marcha.

Simetría del aparato locomotor: Si dividimos el cuerpo en dos, de forma vertical, podemos encontrar asimetrías a nivel muscular. Las alteraciones no tienen que ser provocadas siempre a nivel óseo, sino que muchas veces una asimetría muscular puede provocar el desarrollo de patrones corporales erróneos.

Reeducar la marcha: Con entrenamiento, ejercicios de prevención y potenciación de las zonas más débiles. Concienciarnos de cómo es el patrón correcto y trabajar continuamente la mejora y reeducación de nuestra marcha.

Hacer ejercicio en general siempre es positivo para nuestra salud. En estos casos, hacer ejercicios de forma inteligente, buscando potenciar toda esa musculatura que nos interesa, puede ser un factor clave en el proceso de reeducación. Algunos ejemplos pueden ser montar en bicicleta o patinar. En este segundo ejemplo, debemos tener  muchísimo cuidado, controlando en todo momento la posición de las rodillas y los pies durante la jornada de patinaje.

Como decimos, todo lo que aquí se escribe son pautas generales y siempre hay que tener en cuenta muchas de variables que influyen cuando se produce Genu Valgo. Además, cada caso es diferente, necesitando un estudio en profundidad por parte de un profesional.

1 Comentario. Dejar nuevo

Menú