Hacer deporte, salir a pasear, estar en contacto con el medio ambiente son cuestiones que pueden ayudar a tu aprendiz a liberar su mente, siempre adaptándolo a sus capacidades y posibilidades.

Es una actividad totalmente gratuita y que enriquece el alma tanto a nuestros aprendices como a nosotros mismos, ya que nos hace desconectar la mente y activar el cuerpo. Caminar se trata de una terapia que es aconsejable para cualquier edad.

La European Society of Cardiology menciona que caminar 20 minutos diarios nos permitirá cuidar de nuestro corazón y disfrutar de un gran bienestar. Habla de que podríamos ganar de 3 a 7 años más de vida.

¿Y si lo ponemos en práctica? Animar a nuestro aprendiz que se ponga unas buenas zapatillas y salga a ver un escenario agradable puede tener enormes beneficios, entre ellos a favorecer su oxigenación. Para ello, te traemos buenas razones por las que deberías animar a tu aprendiz a empezar a caminar hoy mismo. ¿Te gustaría conocerlas?

  1. Caminar, un buen remedio antiagobios

El estrés, la rutina y los pensamientos negativos también pueden ser grandes enemigo para nuestros aprendices, ya que el simple hecho de hacer todos los días lo mismo nos acaba automatizando nuestro cerebro, quitándole estímulos y descanso. Salir a pasear, sin presiones, ni obligaciones, solo por el mero disfrute del paisaje, supone una enorme liberación mental que nuestras neuronas lo agradecerán, ya que nos hace sentirnos más libres.

Caminar puede ayudar a tu aprendiz a controlar sus emociones, ya que le permite llevar a cabo un dialogo interno liberador que relaja sus estructuras cerebrales que regulan la neuroquímica asociada al estrés.

  1. Caminar es bienestar

Cambiar de escenario hace que se ponga en marcha el corazón y aporte mayores niveles de oxígeno al cerebro. Esto favorece la liberación de determinados neurotransmisores que nos van a ayudar a ser más creativos, además de:

  • Regular nuestros niveles de cortisol. En un límite moderado favorece la motivación y la energía.
  • Reorganizar las partes de nuestro cerebro dirigidas al establecimiento de metas y planes.
  • El caminar por diferentes escenarios donde nos encontramos con nuevos olores, sensaciones y estímulos visuales favorece una mente relajada y rodeada de estímulos que le ayudan a generar nuevas y mejores ideas.
  1. Andar, el ejercicio favorito para tu corazón

No podemos exigir a nuestro cuerpo, pero tampoco podemos dejar que se vuelva sedentario, es decir, a la hora de caminar basta con seguir una marcha normal, pero sin llegar a correr. Para nuestros aprendices, si son muy activos podemos aconsejarles que corran y jueguen, pero sin cansarse demasiado ya que puede ocasionarles problemas. Con este ejercicio lo que se lleva a cabo es mejorar la circulación y oxigenar los tejidos del cuerpo.

Caminar también les permite mantener su peso corporal y combatir la obesidad infantil. En España, el 35% de los menores entre 8 y 16 años, sufren exceso de peso. Andar, se  trata de un remedio que ayuda a mejorar la salud del sistema inmunológico, liberando así muchas toxinas que hacen que enfermemos.

  1. Caminar para cuidar tus huesos

El sedentarismo en nuestros aprendices puede que sea algo menos habitual, pero actualmente, con la era digital, es posible que se lleven muchas horas sentados delante de la televisión, el ordenador o el móvil, por ello es posible que contengan algunas de estas graves consecuencias:

  • Rigidez articular.
  • Falta de elasticidad muscular.
  • Acumulación de grasa, que supone una sobrecarga para nuestros huesos.
  • El cartílago pierde fortaleza y elasticidad.

Por lo tanto, debemos animar a nuestros aprendices a salir a pasear, sacarlos de sus mundos digitales por un segundo y mostrarles los bonito que es el mundo real.

Caminar, sentir y vivir te ayudarán a abrir tu mente por fin

Y hasta aquí el post de hoy, recuerda que desde Método Piecito esperamos que nuestros consejos te ayuden a incentivar las ganas de salir de tu aprendiz. Si tenéis alguna pregunta o queréis comentarnos algo más en este tema podéis mandarnos un info@metodopiecito.com.